La delgada línea entre Medi-Cal y Covered California

July 21, 2015 7:22 am Published by Leave your thoughts

Liliana Martínez

Dentro del amplio panorama de los seguros médicos, el nivel de ingresos de una persona tiene un impacto fundamental a la hora de elegir un plan u otro. Pero en el caso de Medi-Cal y la opción que ofrece Covered California, bajo la nueva ley de salud del presidente Barack Obama, la línea puede ser muy delgada.

Con algunas excepciones, aquellos que están dentro de la línea de pobreza establecida por el Gobierno Federal en 138% —unos ingresos de $16,200 anuales para una persona— pueden calificar para Medi-Cal y aquellos por encima pueden tener acceso a Covered California. El problema es cuando los ingresos fluctúan de año a año y empieza el “baile” de una opción a otra.

Esta es una situación que están experimentando miles de californianos actualmente. De acuerdo a un estudio del Centro de Investigación de Trabajo y Educación de la Universidad de Berkeley, el 16.5% de los inscritos en Medi-Cal podrán optar a plan dentro de Covered California durante el transcurso de un año, debido a un aumento en sus ingresos.

De igual forma, un 20% de aquellos que ahora reciben subsidios por parte de Covered California podrían pasarse al programa de Medi-Cal por un descenso en su poder adquisitivo. El problema es que, como señalan desde el centro Western Center on Law and Poverty, la transición nunca es sencilla.

“No hay una transición sin interrupciones”, asegura Jen Flory, una de las abogadas de la organización. “No hay nadie que le esté ayudando a averiguar a quién llamar o cómo navegar el sistema. Francamente, no está funcionando correctamente”.

Para Flory, “desafortunadamente esto es lo que dicta la ley actual y hay muchos trabajadores que cobran por hora y cuyos ingresos varían de mes a mes, por lo que tienen que estar cambiando”.

El problema lo atribuye a la falta de comunicación entre ambos sistemas y a la poca información que tienen los pacientes sobre cómo funcionan los seguros. “La gente necesita más información”, dice la abogada quien, a pesar de ello aplaude la ley aprobada por Obama. “Ahora estamos muchísimo mejor”.

El portal Centerforhealthreporting.org cita casos como el de Jesse Weiss, un paciente que padece varias enfermedades, siendo el cáncer de piel el más grave, y que ha sufrido varios problemas debido a que ha experimentado el cambio de planes de salud. Weisss asegura que no ha podido mantener el mismo médico con regularidad por problemas con el sistema, lo que ha debilitado aún más su estado de salud.

Como Weiss, son muchos los californianos que han tenido que lidiar con este problema. Existen unos 12 millones de personas bajo la protección de Medi-Cal y unos 1.4 millones con Covered California, quienes tienen la obligación de reportar cualquier cambio en sus ingresos si se están en cualquiera de las dos opciones.

Se ha reportado que algunos, incluso, han sido cambiados de plan sin que lleguen a saberlo hasta mucho después, debido a la alarmante falta de comunicación entre un plan y otro, de acuerdo a los expertos. Según la ley, lo correcto sería que los miembros de Medi-Cal recibieran una notificación 10 días antes de que les descontinúe del servicio.

Sin embargo, para aquellos con esa clase de problemas, existen opciones para reclamar. Para asistencia o preguntas, se puede contactar a la agencia de servicios humanos del condado o a Covered California al 1-800-300-1506. Si además no está satisfecho con el cambio en los beneficios, se puede pedir una audiencia tanto a Medi-Cal como a Covered California llamando al 1-855-795-0634.

Lo último sobre el Obamacare en tu correo

By submitting above you agree to our privacy policy