El legado de César Chávez y las necesidades de los trabajadores del campo

March 28, 2016 5:43 pm Published by Leave your thoughts

Eduardo Stanley

Este jueves 31 de marzo es el aniversario del natalicio del líder campesino César Chávez (1927-1993), quien a mediados de los años 60 lideró la formación de un sindicato de campesinos. Una tarea para lo cual contó con el apoyo de cientos de líderes sindicales, campesinos, activistas, organizaciones cívicas y religiosas y voluntarios.

El nuevo sindicato, conocido por sus siglas en inglés UFW (United Farm Workers), surgió cuando campesinos filipinos iniciaron una huelga en 1965 en el Valle Central de California y pidieron ayuda a sus colegas mexicanos.

Chávez, quien estaba organizando a campesinos en la misma zona, se unió y juntos lanzaron una huelga más amplia demandando un mejor pago y mejores condiciones de trabajo.

La huelga luego se extendió a los valles de Salinas y de Coachella. En 1966, Chávez y un puñado de seguidores marcharon 300 millas, desde la ciudad de Delano hasta Sacramento, para presionar a los legisladores estatales sobre las condiciones laborales del campesinado.

En 1975 logró su mayor triunfo político cuando el gobernador, Jerry Brown —en su primer mandato como tal — firmó la ley llamada California Agricultural Labor Relations Act, que estableció reglas para las negociaciones entre los campesinos y los agricultores.

Chávez, quien antes de crear la UFW había trabajado en el campo y después se involucró en actividades organizativas, dejó un vasto legado social, además de ser considerado un héroe para la comunidad latina.

Pero a pesar de la importancia histórica de la UFW y del movimiento que generó, en la actualidad los campesinos siguen siendo el escalón más bajo de la sociedad. A pesar de su trabajo intenso, estos trabajadores viven marginados y enfrentan problemas de vivienda, salud, pobreza, y otros.

El desempleo en zonas agrícolas es alto y aún los que trabajan viven en condiciones limitadas. Mientras que con su trabajo generan una gran riqueza anual —$6.4 billones en el Condado de Fresno y $7.3 en el vecino condado de Tulare en 2013 (http://www.tularecounty.ca.gov/economicdevelopment/index.cfm/whats-going-on/tulare-county-surpasses-fresno-in-ag-value-according-to-2013-report/)—, el ingreso de los campesinos varia entre $10.000 y $12.499, de acuerdo con la National Agricultural Workers Survey, un reporte producido por el Departamento del Trabajo de EE.UU. El nivel de pobreza, según el gobierno federal, es de $10.830 para una persona (http://nfwm.org/education-center/farm-worker-issues/low-wages/).

Esta situación se refleja en el acceso a la salud preventiva. Los campesinos de California, por ser en su mayoría indocumentados, no pueden comprar un seguro de salud por medio de Covered California ya que fueron excluidos de La Ley de Salud Accesible, popularmente llamado Obamacare.

Pero en California, a partir de mayo 2016, todos los niños de 0-19 años podrán registrarse en Medi-Cal completo sin importar su condición migratoria, gracias a Health4AllKids, una ley aprobada en 2015 por el gobernador Jerry Brown.

El Sindicato de Campesinos estableció clínicas de salud para campesinos pero dejaron de funcionar a principios de los años 90. Sin embargo cuando la UFW firma un contrato con una empresa agrícola, los jornaleros reciben seguro de salud y aportan para su jubilación.

“El plan de salud Robert Kennedy cubre incluso dental y visión”, dice Armando Elenes, vocero de la UFW. “Casi todos los campesinos que trabajan bajo contrato del Sindicato tienen plan medico familiar, mismo que tiene diversos niveles, según el aporte del trabajador y del agricultor”.

El seguro de salud y en plan de jubilación incluye a todos los trabajadores sindicalizados, sin importar su condición migratoria.

“Algunos trabajadores indocumentados se regresan a sus países cuando se jubilan y a veces se olvidan de sus aportes y nos escriben para que los ayudemos”, explica Elenes. “Hacemos los trámites y les mandamos su dinero”. El monto varia de si un trabajador se jubila a los 55 años o a los 65 años, agrega Elenes.

Desafortunadamente, no muchos campesinos trabajan bajo contrato, es decir que solo una minoría de ellos reciben los mencionados beneficios. La manera más practica de mejorar la salud pública en California es el proyecto Health4All, que beneficiará a todos los residentes, sin consideración de su situación migratoria, incluyendo a los trabajadores del campo. Esto seria similar a Health4AllKids, pero orientada a todos los residentes, no solo a niños.

Muchos activistas y organizaciones confían en que este proyecto sea pronto una realidad.

Lo último sobre el Obamacare en tu correo

By submitting above you agree to our privacy policy