Educación en salud significa comunidades más sanas

October 28, 2014 6:00 am Published by Leave your thoughts

Foto: Angelina García durante una velada con su familia en donde se comparte temas gastronómicos y de salud.

 

El 45,1% de los latinos en California tienen niveles bajos de educación sobre salud

Liliana Martínez | Liliana.martinez@laopinion.com

 

Octubre es el mes de la Educación sobre salud y los latinos se ubican en el segundo lugar entre las comunidades donde más prevalecen los niveles bajos de cultura sanitaria: 45.3%, después de la comunidad china, en primer lugar con 69.3%. Según los expertos, el primer paso para combatir este obstáculo es tener seguro médico.

Además, cuando se trata de la educación sobre salud –el conocimiento sobre la salud y la terminología sobre el cuidado de salud, acceso y uso– para los latinos, el idioma es la pieza más importante del rompecabezas a la hora de comenzar y utilizar mejor los servicios, asegura Tessie Guillermo de ZeroDivide, una firma consultora que trabaja para mejorar la situación económica y la salud de comunidades diversas de bajos recursos.

Sin embargo, Guillermo añade que también hay un problema constante con los sistemas de cuidados de salud y los proveedores que no entienden los comportamientos de la comunidad latina.

“A veces ven las comunidades étnicas como monolíticas, como si todo el mundo actuara igual. No hay sensibilidad a la hora de hacer las cosas de forma diferente para cierto grupo. El sistema no está valorando correctamente las características de los latinos, su diversidad”, asegura.

Guillermo explica que los hispanos dependen de una interacción de conocimiento y comunicación de una forma comunitaria contraria a una forma más directa, hacia el cliente. “En nuestra cultura, traemos nuestra familia y nuestros amigos a la negociación, todo el mundo tiene que ver con el proceso. Es un conocimiento colectivo, no individualizado. Los latinos no van a internet a investigar, ellos regresan a casa y hablan primero con la comunidad”.

Angelina García es una de esas personas que habla de su salud y la de su hija con amigos de su comunidad. Esta venezolana, de 51 años, ahora tiene servicios de salud a bajo costo y puede comunicarse con ellos en su idioma. “Sería horrible si no me hablaran español. Correríamos peligro. Ni sabríamos tomarnos las medicinas”, afirma.

García añade que la gente de ChapCare en Pasadena a donde acude son honestos y le informan sobre sus beneficios. “Son muy amables y respetuosos”, declara.

Las personas como García no solo deben vencer la barrera lingüística sino también la complejidad del sistema y el nivel de lectura de los materiales ofrecidos.

Carmela Castellano-García, directora de California Primary Care Association, una organización que ayudó a entrenar a 2,000 consejeros certificados de registro en clínicas comunitarias –donde hay asistencia personalizada- en todo el estado, concluye: “Necesitamos asegurarnos de que el material dado a nuestra comunidad no solo se traduzca, sino que tenga un nivel apropiado de lectura que la comunidad pueda entender.”

 

Lo último sobre el Obamacare en tu correo

By submitting above you agree to our privacy policy