Cambiar tu record policial puede cambiar tu vida

August 13, 2015 1:32 pm Published by Leave your thoughts

Eduardo Stanley

Un delito menor, como robar en una tienda, puede salir muy caro. Aunque no conlleva una pena de años en la cárcel, este tipo de infracción tiene consecuencias muy duras ya que el récord policial se mantiene de por vida.

Esto quiere decir que, por ejemplo, a la hora de buscar trabajo ese récord puede afectar cuando el empleador verifica los antecedentes del solicitante.

Sin embargo esto puede cambiar. En noviembre de 2014 los votantes del estado aprobaron la Proposición 47,  que reclasificó seis delitos no violentos como delitos menores. De esta manera, menos personas están yendo a la cárcel. Por el contrario,  muchos están siendo enviados a programas de rehabilitación o similares.

Pero además, la Proposición 47 permite a las personas en esta situación borrar esos récords de manera retroactiva, es decir, no importa cuándo tuvieron lugar esos delitos menores.

Se estima que en California casi un millón de personas son elegibles para la reclasificación de delitos que han cometido en el pasado.

También los inmigrantes pueden beneficiarse de esta proposición.

“El poder borrar estos antecedentes policiales por delitos menores puede resultar muy positivo para los solicitantes de la ciudadanía o de DACA o DAPA, si la corte permite su implementación”, explicó Hillary Blout, Directora Estatal de Implementación de la Proposición 47, quien recordó que este trámite puede llevar unos tres meses.

“Yo estoy tramitando la reclasificación de un delito que cometí en 1981”, comenta Alfredo Agüero, de Riverside, California. “Éramos chavales… Tomamos un carro y salimos a pasear, no íbamos a robarlo”. La broma le costó ser arrestado y, peor aún, un récord de robo que hasta hoy sigue presente y le impide solicitar la ciudadanía.

“Llevo años aquí, tengo una familia y todos trabajamos”, asegura Agüero, de 58 años, un electricista actualmente discapacitado, quien reconoce que actuó mal aunque considera que con el paso del tiempo las personas cambian y por un delito menor el castigo es demasiado severo. Por eso, en 2014, se involucró en la campaña a favor de la Proposición 47. Porque, dice, quiere hacerse ciudadano y votar.

Tener records policiales también dificulta obtener préstamos estudiantiles y acceso a la vivienda.

“Es la diferencia entre tener un buen empleo o una buena vivienda y no tener ninguna de las dos cosas”, asegura Blout, quien recordó que la fecha límite para beneficiarse de la Proposición 47 es noviembre 2017.

En los últimos 20 años, la percepción del sistema carcelario en California cambió radicalmente.

“Mantener a una persona en la cárcel cuesta $55,000 por año”, dice Blout. “Pero el estado invierte apenas $8,000 anuales por cada alumno”. Con menos personas en las cárceles, más dinero podrá destinarse a programas de rehabilitación o de prevención, algo que sin dudas ayudará a que nuestras comunidades sean más seguras.

Sin embargo, la preocupación es que apenas unas 115,000 personas han iniciado este proceso, que no es automático. “Debemos alertar a la población de que existe una fecha límite: noviembre 2017”, comenta Blout. “Los beneficios son demasiado importantes como para perderlos”, añade.

Los interesados en conocer más sobre la Proposición 47, y cómo iniciar el proceso de reclasificación de delitos, paso por paso y en español, pueden visitar http://myprop47.org/infographics/infografico-reclasificacion/

 Los seis delitos reclasificados por la Prop 47:

 

  • Simple posesión de drogas
  • Hurto menor de $950 dólares.
  • Robo en comercio por menos de $950 dólares.
  • Falsificación por menos de $950 dólares.
  • Recibir artículos robados.
  • Escribir cheques sin fondos.

Fecha límite para beneficiarse de la Proposición 47: Noviembre 2017.

 

 

Lo último sobre el Obamacare en tu correo

By submitting above you agree to our privacy policy